5 formas de proteger tu información bancaria

5 formas de proteger tu información bancaria

Con el uso masivo de las tarjetas de crédito y las apps de banca digital para realizar pagos, transferencias y compras, es inevitable ser víctima de los ladrones y hackers, quienes haciendo uso de sus habilidades y la tecnología roban los datos y contraseñas de los usuarios para realizar costosas compras, transacciones y vaciar cuentas. 

Si eres un emprendedor interesado en expandir un negocio es fundamental proteger tu información bancaria, ya que el capital por el que tanto trabajaste puede caer en manos equivocadas.  

Sin embargo, hay ciertas medidas que te ayudarán a proteger tus datos. Conoce las recomendaciones de Chapacash y evita ser víctima de un robo financiero.

1. Revisa tus cuentas regularmente

Vigilar tu cuenta bancaria te ayuda a saber cuándo algo malo sucede. Incluso las cuentas que no utilices con mucha frecuencia deben ser revisadas con regularidad. Es importante que realices un balance de tu cuenta corriente cada mes para asegurarte de que todas las compras que se debitan son compras que realmente realizaste.

Si detectas un débito o movimiento inadecuado ponte en contacto con tu banco inmediatamente.

2. Nunca compartas tu contraseña

Aunque este consejo puede parecer obvio, especialmente para aquellos que tienen una cuenta bancaria desde hace muchos años, puede no serlo en el caso de personas que por primera vez ingresan al sistema financiero, como los más jóvenes o los adultos mayores.

Es importante resaltar este consejo, nunca compartas tu contraseña o PIN con nadie. Si alguna vez te la piden por teléfono, no la entregues. La mayoría de los bancos tienen un sistema automatizado que te pedirá que marques o digas tu PIN y luego te conectará con un representante.

Recuerda a tus familiares y seres queridos que nunca deben dar su PIN a nadie.

3. Utiliza contraseñas seguras

Las plataformas digitales de los bancos son uno de los sectores más afectados por estafadores y ladrones. Si bien este medio ofrece grandes ventajas como la posibilidad de realizar pagos y transferencias desde nuestros dispositivos digitales, también puede ser susceptible a robos si es que no tomamos las medidas necesarias.

Una forma de garantizar tu seguridad es crear una contraseña segura. No crees una contraseña demasiado fácil, usando una fecha de nacimiento o el nombre de tu hijo. Una mejor idea es incluir números, letras y símbolos que ayuden a garantizar la seguridad de tus cuentas.

Te puede interesar: ¿Cómo obtener el mejor préstamo para mi negocio?

4. Ten cuidado del lugar desde donde accedes a tu cuenta

En casi todos los establecimientos públicos como una cafetería, restaurantes y tiendas por departamentos puedes obtener acceso a Wi-Fi gratuito. Esto es de mucha ayuda si es que no tienes datos y necesitas responder o comunicarte con tu trabajo de manera urgente.  

Sin embargo, te sugerimos pensarlo dos veces antes de acceder a tu cuenta bancaria usando tu smartphone en una red de internet pública. Recuerda, estos siguen siendo lugares públicos, y no necesariamente sabes qué medidas de seguridad han implementado, si es que cuentan con alguna, para proteger tus datos.

Una persona que mire por encima de tu hombro mientras te conectas, o un hacker, puede acceder a tu cuenta a través de una conexión Wi-Fi pública.

5. Revisa el cajero que vas a utilizar

Una de las formas más comunes en que un estafador trata de acceder a tu cuenta bancaria es a través de un cajero automático. Normalmente, esto se hace instalando un aparato sobre el lector de tarjetas, que captura los datos de tu tarjeta cuando la colocas en la máquina. Los estafadores utilizan esos datos para crear una tarjeta falsa, que servirá para acceder a tu cuenta.

Estos aparatos pueden ser difíciles de detectar. La mayoría están construidos específicamente para pasar desapercibidos en los cajeros automáticos, por lo que a menudo hay que buscarlos para darte cuenta de que algo va mal.

Así que, antes de colocar tu tarjeta en el lector, siempre revisa el cajero automático por:

· Cualquier signo de manipulación, incluyendo arañazos y marcas.

· Cualquier cosa que parezca fuera de lugar, por ejemplo, plástico de diferentes colores alrededor de la ranura del lector.

· Cualquier cosa que se mueva (los cajeros automáticos están bien construidos y no suelen tener piezas sueltas).

Si notas algo sospechoso, repórtalo a la institución financiera propietaria del cajero y usa otra máquina.

¿Necesitas un préstamo al toque? ¿Quieres hacer crecer tu negocio? En Chapacash estamos con todos los emprendedores del Perú. Recuerda que tus sueños son nuestros proyectos. Si deseas mayor información sobre los servicios que ofrecemos, comunícate con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

ChapaCash es una Fintech peruana que brinda soluciones de crédito a todos los emprendedores del Perú. Aplicamos arquitecturas tecnológicas en todos nuestros procesos, elevando la experiencia financiera de nuestros clientes por medio de plataformas digitales que agilizan las soluciones de financiamiento y atención oportuna.